La distribucion de automoviles en Europa en el Siglo XXI

La distribución de automóviles en Europa en el Siglo XXIpuede descargarse en este enlace el informe de la Escuela de Negocios IESE de Barcelona (disponible en inglés en formato pdf, de 40 páginas y 3,2 Mb).

Las nuevas tecnologías, los cambios en los patrones de movilidad y una legislación medioambiental más estricta están cambiando la industria de la automoción. Para analizar el futuro del sector y su distribución en Europa, la Escuela de Negocios IESE de Barcelona, en colaboración con Roland Berger Strategy Consultants y AutoManager, ha realizado un estudio con el objetivo de desarrollar los futuros modelos automovilísticos a partir de una distribución más sostenible.

La distribución de automóviles en Europa en el Siglo XXI” es el documento que recoge todas las cuestiones relativas a las nuevas tecnologías, las capacidades competitivas y financieras de los tradicionales distribuidores y las iniciativas de protección mediambiental y de movilidad. Para llevar a cabo el informe, un total de 66 estudiantes de grado de más de 45 países se han unido en nueve equipos para dar cuerpo a las distintas estrategias que den respuesta a esta tendencia.

Una de las propuestas describía un modelo de coche compartido basado en la interacción innovadora entre los clientes y los concesionarios de automóviles. Otra implicaba soluciones de servicios diseñados a través de medios sociales. Cabe destacar una iniciativa que presentaba nuevos tipos de ofertas para grandes distribuidores regionales en un intento por reducir costes.

Nuevas tendencias

Varios de los conceptos elaborados durante el proyecto contemplan el uso de las redes sociales en la comunicación con el cliente. El objetivo es hacer que los fabricantes se acerquen a sus clientes y les faciliten soluciones a medida de los servicios que ofrecen.

Otra iniciativa fomenta nuevas formas de interacción entre los clientes y concesionarios el “coche compartido”. Un concepto que permitiría a los propietarios de vehículos alquilar sus coches cuando ellos mismos no los necesita. Los propietarios de automóviles que participan obtendrían una recompensa, un precio de compra más bajo, por ejemplo.

Otro equipo se preocupó por la posibilidad de que los coches del futuro pueden ser capaces de moverse sin ningún tipo de participación activa por parte del conductor.

En el proyecto han participado los propietarios de automóviles preguntando acerca de sus sugerencias para las representaciones del futuro. En este sentido, el 70% indicó que los distribuidores necesitan para mejorar su servicio en términos de disponibilidad, puntualidad y orientación al cliente.