madrid-central-cartel-proxima-entrada-paseo-el-prado_2

Las distribuidoras tendrán permiso de acceso, circulaciòn y parada en Madrid Central.

Tras dos años de conversaciones con el Ayuntamiento de Madrid, el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, COFM, ha visto reconocido el carácter de servicio de primera necesidad que prestan las farmacias madrileñas como establecimientos sanitarios.

Esto supone que se facilitará en la Ordenanza de Movilidad Sostenible de la capital la distribución farmacéutica, para garantizar que los ciudadadanos tengan acceso a los medicamentos a través de las oficinas de farmacia y los servicios de farmacia de hospital.

Las distribuidoras que estén registradas en la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y se encuentren en la Comunidad de Madrid tendrán permiso de acceso, circulación y parada en Madrid Central, sin limitación de horarios ni de tránsito por calles peatonales y Áreas de Prioridad Residencial o en episodios de alta contaminación.

Los vehículos de entrega podrán parar en las 125 oficinas de farmacia ubicadas dentro del centro de Madrid durante el tiempo imprescindible para prestar su servicio, aunque en determinadas circunstancias se podrá estacionar en zona de carga y descarga, como en el caso de calles de un solo carril.

Un distintivo adhesivo identificará al transporte autorizado de distribución farmacéutica en Madrid. Asimismo, los vehículos tendrán que estar dados de alta en la aplicación del Ayuntamiento de gestión de accesos al centro de la capital.

Por su parte, el personal de las farmacias que trabaje en farmacias situadas en Madrid Central entre las 00:00 y las 6:30, podrá obtener un permiso de acceso con su vehículo privado a partir del mes de enero, previa solicitud en la Oficina de Atención a la Ciudadanía.