El fabricante de equipos Hyster celebra sus 60 años de éxito en la industria manufacturera en su fábrica de Nijmegen, en Paíes Bajos. Esta planta fue inaugurada en 1953 y se ha convertido en el centro de la compañía del diseño y de la fabricación de la gama pesada de carretillas elevadoras. El año pasado se fabricaron la cifra record de 1.927 unidades capaces de cargar entre 6 y 52 tn.

La demanda de equipos aumentó con la introducción de nuevos motores que cumplen la norma Tier IIIB 4/Fase y con la tecnología de ahorro de neumáticos  en los equipos para contenedores vacíos, lo que reduce el desgaste de los neumáticos y en definitiva el coste de propiedad.

Además, también han influido en este fuerte crecimiento de ventas de carretillas la introducción de la herramienta de detección de carga, así como los sistemas de control hidráulicos. 

Todas estas nuevas tecnologías también se han aplicado a la serie de nuevo desarrollo de Hyster con capacidad de elevación de 8 a 16 toneladas que ofrecen un ahorro de combustible de hasta el 17%.

Para los próximos años la estrategia del fabricante se basa en incrementar la inversión en los mercados asiáticos como China e India, que están creciendo rápidamente. El objetivo del grupo es aumentar la cuota de mercado, centrándose en el desarrollo de la distribución.

A finales de este año Hyster pondrá en marcha un nuevo sistema inalámbrico de monitorización, el «Hyster traker».  El sistema de telemetría controla una flota de manipulación de materiales, vigila el acceso del operador y comprueba la seguridad de los equipos, el incremento de la productividad y la reducción de los costes de inactividad y de mantenimiento.