Operacion Paso del Estrecho

La fase de retorno de la OPE 2015 se desarrolla sin alteraciones destacables.

La fase de retorno de la Operación Paso del Estrecho (OPE) 2015, que comenzó el 15 de julio y finalizará oficialmente el 15 de septiembre, ha alcanzado ya el embarque de 1.154.483 personas y 250.714 vehículos en 3.992 rotaciones después de superar los días calificados de críticos, durante el último fin de semana de agosto.

Estos registros suponen un crecimiento con respecto a 2014 del 19,4% en el número de pasajeros, del 14,4% en los vehículos transportados y del 14,3% en las rotaciones llevadas a cabo.

Además, la operación continúa desarrollándose con normalidad, ausencia de incidentes y sin aglomeraciones en los puertos de retorno elegidos por los emigrantes magrebíes que vuelven a Europa, según señalan desde la Dirección General de Protección Civil y Emergencias.

El último fin de semana de agosto era uno de los periodos considerados críticos en la OPE 2015, pero en este no se han producido alteraciones destacables debido a la llegada escalonada de los emigrantes.

Por ejemplo, en el puerto de Ceuta, las instalaciones portuarias han absorbido sin apenas trastornos estos días críticos, pese al incremento en los medios materiales y humanos en la zona para facilitar el acceso rápido a los buques.

Tánger, el puerto más elegido para la vuelta

Junto al de Ceuta, los puertos implicados en la fase de retorno son los de Alhucemas, Argel, Ghazaouet, Melilla, Nador, Orán y Tánger en sus líneas con Motril, Alicante, Algeciras, Tarifa, Almería y Málaga.

El mayor porcentaje de embarques en la fase de retorno se ha producido en la línea Tánger-Algeciras, con un 41,4%, seguida por el trayecto Ceuta-Algeciras, con un 18,8%, y Tánger-Tarifa, con un 14,7%. La línea Melilla-Motril alcanza una cuota del 5,5% mientras que el resto de trayectos se encuentran por debajo del 5%.

En el puerto de Algeciras, desde la noche del viernes hasta las 12 del sábado han embarcado 4.000 vehículos y más de 20.000 pasajeros con destino a Ceuta o Tánger.

Para facilitar las labores de embarque, se ha activado nuevamente la intercambiabilidad de billetes, tal y como se había hecho antes para los viajeros que acuden al norte de Marruecos.