El Consejo de Ministros ha aprobado la modificación de la composición del plenario del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, para contemplar la incorporación de la Generalitat de Cataluña y de Pimec, patronal de las pymes catalanas, a través del correspondiente Real Decreto que aguarda su publicación oficial.

De este modo, la organización empresarial y el Gobierno regional se unen al Ejecutivo central y al Ayuntamiento de Barcelona en el pleno del Consorcio de la Zona Franca de Barcelona.

En concreto, se establece la entrada de dos representantes por parte del Gobierno catalán, así como de un representante por parte de la patronal de las pymes catalanas.

De igual manera, también se establece que uno de los dos representantes del Gobierno de Cataluña ocupará la vicepresidencia segunda del pleno, mientras que el delegado especial del Estado ocupará la vicepresidencia primera.

Con esta medida el Gobierno pretende acercar las instituciones de Cataluña al Consorcio de la Zona Franca de Barcelona y, al tiempo, templar gaitas con las instituciones regionales catalanas en plena negociación de los Presupuestos Generales del Estado, en la que se necesitan los cruciales votos de los grupos políticos catalanes.

El Consorcio de la Zona Franca de Barcelona es un ente público estatal en cuyo pleno se integran representantes del Gobierno de la nación, del Ayuntamiento de Barcelona y de las principales entidades económicas de la ciudad.

Financiado íntegramente con recursos propios y con los procedentes de su gestión patrimonial, su campo principal de actividad es la gestión de la zona franca aduanera y de su polígono industrial.

Además, también desarrolla una intensa actividad que incluye la promoción de edificios, de suelo urbano e industrial, actuando de dinamizador para la transformación empresarial hacia la economía 4.0.