Potenciales de reducción de costes tras la integración de producción y logística

La interconexión entre la producción y la logística en una empresa, a través de una gestión integrada, puede suponer ahorros de hasta un 25% para la misma, ahorros vinculados especialmente a los costes de almacenaje, stocks y transporte, según un estudio sobre producción y procesos logísticos desarrollado por Miebach Consulting.

Todos los participantes del estudio ‘Factores de éxito de producción y logística Integradas’ se han mostrado de acuerdo en que sólo aquellas compañías que resuelven estos conflictos en estrecha colaboración con todas las partes involucradas en el proceso, ya sea desde dentro o desde fuera de la empresa, pueden tener éxito.

En concreto, para el 94% de los entrevistados, la estrecha cooperación entre producción y logística repercute en beneficios sustanciales en términos de eficiencia.

Generalmente, mediante la integración de los procesos de producción y logística es posible alcanzar una mejora potencial considerable en todas las áreas. Sin embargo, de acuerdo con las evaluaciones de los expertos, el mayor potencial, más del 20%, puede obtenerse a través de los costes vinculados a los stocks.

La necesaria integración de todos los actores

La planificación de la cadena de suministro requiere de la participación de varios departamentos, clientes y proveedores para la toma de decisiones en diferentes niveles. Así, una integración adecuada entre producción y logística permite lograr el stock óptimo, coordinar los planes operativos y resolver las posibles incidencias con mayor eficacia.

Una de las fuentes de mejora que todavía no se ha agotado es la aplicación de conceptos Lean en los procesos de producción, donde los expertos indican que pueden alcanzarse ahorros de más del 5%.

No obstante, según el estudio, si la producción y la logística se consideran de una forma conjunta y se analizan sus procesos desde un punto de vista integral, la aplicación de conceptos Lean cuenta con un potencial total de ahorro de aproximadamente un 25%.

Aspectos clave para optimizar la integración entre producción y logística

En este contexto, desde la consultora señalan que la implantación de procesos Lean en un área no debe reducir la eficiencia en otras, y para ello debe garantizarse al menos su plena transparencia y la aprobación por todas las partes involucradas.

Gestión global de la cadena de suministro

Según los resultados del estudio, es necesario un sistema global de gestión de la cadena de suministro para aumentar el potencial de optimización de procesos a través de proyectos interdepartamentales, reuniones periódicas, iniciativas Lean conjuntas y una planificación colaborativa.

Teniendo en cuenta la creciente importancia de la flexibilidad y la capacidad de adaptación a los cambios, es muy necesario que los departamentos de producción y logística, así como sus procesos, estén bien coordinados entre sí y que los cambios internos se implementen rápidamente.

Las tecnologías utilizadas en el campo de la automatización también se han desarrollado en este sentido y cada vez más cumplen con los requisitos relativos a la flexibilidad y a la capacidad de adaptación de toda la cadena de suministro.