La Ley de Movilidad Sostenible llega al Consejo de Ministros

La Ley de Movilidad Sostenible llega al Consejo de Ministros y en unas semanas se someterá a información pública, con la intención de vertebrar el sistema español de transporte de cara a las próximas décadas.

Martes, 01/03/2022 por CdS

La Ley abre el debate sobre los mecanismos de financiación del mantenimiento de la red viaria.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha llevado el Anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible al Consejo de Ministros de este 1 de marzo para su toma en consideración en primera lectura.

Este trámite marca el inicio de la tramitación del texto articulado con la apertura, en las próximas semanas, del trámite de audiencia e información pública para que los ciudadanos y agentes interesados puedan consultarla y, en su caso, realizar aportaciones.

También se solicitarán los informes preceptivos y demás procedimientos previos para la elaboración del texto final, que se elevará de nuevo a Consejo de Ministros para su aprobación y posterior remisión a las Cortes Generales como proyecto de Ley.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez calcula que las medidas contempladas en esta Ley, permitirán reducir ineficiencias en el gasto en inversiones públicas en unos 8.000 millones de euros en una década e incrementar la productividad de las empresas hasta un 3,3% en diez años.

La Ley de Movilidad quiere convertirse en el marco normativo que permitirá a las políticas públicas de transporte y movilidad de las distintas administraciones responder mejor a las necesidades de los ciudadanos y a los retos del siglo XXI.

Los cuatro pilares de la norma

Para ello se basa en cuatro pilares. En primer lugar se reconoce la movilidad como un derecho de toda la ciudadanía y como un elemento de cohesión social, lo que incluye poner de manifiesto la importancia estratégica del transporte de mercancías, como sustento de la actividad económica del país.

Por otro lado, se pretende avanzar en la descarbonización del sector a partir de una nueva visión a las ciudades que priorice la movilidad activa y el transporte público colectivo, dando alternativas atractivas al vehículo privado tanto en el ámbito urbano como en el conjunto del territorio.

De igual manera, se pretende generar un sistema digital e innovador, incluyendo principios que deberán seguir las administraciones para regular y promocionar la introducción progresiva de los vehículos autónomos,.

Por último se quiere mejorar la calidad de las decisiones de inversión y gasto en transporte y movilidad, así como incluir nuevas herramientas que permitan una mayor participación pública y transparencia en el proceso.

En este punto, el Anteproyecto de Ley faculta al Gobierno a realizar un estudio de alternativas para establecer un mecanismo de financiación que permita garantizar los fondos necesarios para el correcto mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado, sin concretar ningún modelo, aunque todo apunta al sistema de pago por uso comprometido con la Unión Europea.

Por otra parte, lla ley crea el Sistema Nacional de Movilidad Sostenible que facilitará la coordinación entre Administraciones a través de distintos instrumentos.

Finalmente, en el ámbito de las mercancías, la ley reconoce, según el Ejecutivo «su transporte como un servicio indispensable para la sociedad, tal y como se puso de manifiesto durante la crisis del covid, debido a su relevancia en el sostenimiento de la actividad económica y en la satisfacción de las necesidades de la ciudadanía. Muchas de las medidas para impulsar este sector se adelantan en la tramitación del Real Decreto Ley de medidas para mejorar la sostenibilidad del sector del transporte por carretera y las condiciones laborales de los conductores».