instalaciones de Buytrago en Cantabria

CCOO recuerda que, «desde el primer minuto» ha realizado todas las actuaciones posibles en defensa de los intereses de los trabajadores.

CCOO se defiende de las acusaciones vertidas por parte de la administración concursal que está llevando el cierre de la empresa Transportes Buytrago, que alega un retraso en el comienzo de la venta de los activos de la compañía debido a que «CCOO impugnó el plan de liquidación», según informa el propio sindicato.

Desde el sindicato se considera que esta acusación es un intento de «verter reproches» contra CCOO y de «ocultar que la verdadera causa de la falta de impulso es meramente endógena«.

Sostiene que, si el juez encargado de la liquidación de Transportes Buytrago no ha aprobado aún el plan de venta es porque «no debe haber encontrado momento para ello, pero en modo alguno, porque deba resolver sobre recurso alguno de CCOO, que no existe».

En cambio, lo que ha hecho el sindicado ha sido presentar «observaciones y propuestas de modificación» al plan de liquidación, que el juez puede o no tener en cuenta e incluir todas, algunas o ninguna, pudiendo aprobar el plan tal como lo presentó la administración concursal «o introducir lo que crea oportuno«.

De este modo, CCOO se defiende y recuerda que, «desde el primer minuto» ha realizado todas las actuaciones posibles en defensa de los intereses de los trabajadores. «Si realizar observaciones y propuestas de modificación a un plan de liquidación a todas luces inconcreto y lesivo para el interés los trabajadores es reprochable, CCOO es culpable», concluye.