El gobierno valenciano prepara un nuevo modelo para la gestión de los almacenes de los hospitales, que entrará en vigor en abril de 2013, basado en integrar en un contrato toda la logística de los departamentos de salud, con el objeto de implantar paulatinamente una única plataforma para la Agencia Valenciana de Salud. Con esta medida se estima que se pueden ahorrar aproximadamente 14 millones de euros al año. 

El vicepresidente del gobierno regional valenciano, José Císcar, ha señalado que el nuevo modelo pretente «intensificar el grado de colaboración público-privada» ya existente en la «práctica totalidad» de servicios no sanitarios y en algunas de las prestaciones suplementarias.

Servicios externalizados en la misma gerencia

El nuevo modelo consistirá en la agrupación dentro de cada departamento de salud de los servicios que ya están externalizados para adjudicarlos a entes gestores que llevarán a cabo la planificación de acuerdo con la Consejería de Sanidad, lo que no supondrá «bajo ningún concepto que esos servicios serán privatizados«, ha insistido Císcar.

De esta forma, se busca integrar bajo una misma gerencia servicios ya externalizados, como la limpieza, la cocina, el transporte sanitario, la oxigenoterapia ambulatoria y las resonancias, con la gestión de algunas prestaciones suplementarias (farmacia de receta o el transporte no sanitario), en los 18 departamentos de salud que actualmente tienen gestión directa.

Según la Generalitat Valenciana este nuevo sistema permitirá una reducción de los excedentes de hasta un 25%, con el consiguiente ahorro consecuencia de centralizar las compras y su gestión a todos los niveles, es decir en la compra, almacenaje, transporte y distribución de las mercancías. Con esta solución el ahorro será de un 3 a un 5% y, además, se conseguirá una optimización de los espacios hospitalarios.

El nuevo modelo, que según Císcar no es equiparable al que se aplica en los hospitales de gestión privada como el de Alzira, es, a su juicio, la única fórmula para no tener que recurrir a una subida de impuestos que supondría un coste anual de 500 euros por cada ciudadano. Actualmente se encuentra externalizado el 85 % de los servicios no sanitarios de un departamento de salud.

Ahorro total de 443 millones de euros

La idea inicial es comenzar con la implantación paulatina del nuevo modelo a partir del 1 de abril de 2013. Según se ha informado, el nuevo modelo permitirá ahorrar 443 millones de euros al año, procedentes del canon por el uso de las instalaciones que abonarán los adjudicatarios (180 millones), además del ahorro el 10% del coste en la parte logística y del 15% en servicios sanitarios (263 millones).