Más de un mes lleva al frente de la Autoridad Portuaria de Málaga su presidente Paulino Plata y se tiene que enfrentar al gran reto de mejorar el tráfico de contenedores y mercancías ya que según aseguró “los mejores momentos de la ciudad coinciden con la brillante actividad del puerto y hay que recuperar esto”. 

Aunque las cifras continúan siendo inferiores a las del año pasado, en los últimos meses parece que el tráfico de contenedores registra un leve repunte. En concreto, en el mes de mayo y junio hicieron escala un total de 22 y 20 portacontenedores, respectivamente. Y en lo que va de julio los barcos atracados en el puerto ya han alcanzado la veintena. 

Según informa el diario regional Málaga Hoy, en septiembre la naviera japonesa MOL podría empezar a trabajar en la terminal malagueña y efectuar operaciones de tránsito internacional de contenedores.

Esta naviera ya trabajó en el puerto de Málaga entre los meses de septiembre y noviembre, tras registrarse una serie de problemas en las terminales del norte de África.