Todas las cadenas de suministro deben gestionar la trazabilidad del producto manipulado con el objetivo de aumentar la seguridad y el control sobre el mismo. Ahora el sector del juguete debe cumplir también con esta exigencia de acuerdo con la directiva 2009/48/CE, que le obliga a obtener la trazabilidad total de la mercancía mediante la identificación por lotes.

Si lo desea, puede descargarse aquí la Directiva 2009/48/CE (tamaño del documento 1 Mb) sobre la seguridad de los juguetes.

La directiva comunitaria entrará en vigor próximo 20 de junio, por lo que, a partir de esa fecha, el correcto etiquetado de productos se convierte en una obligación en todos los centros de producción y distribución de la Unión Europea.

Para cumplir con la norma comunitaria, los fabricantes deberán identificar los juguetes con número de lote, exigencia cuyo cumplimiento debe ser garantizado por los importadores y, a su vez, por los distribuidores.

Desde el punto de vista de la producción, la trazabilidad asocia al lote fabricado todos los productos y lotes empleados durante el proceso. Posteriormente, durante su embalaje, se procede a la agregación de unidades en paquetes, cajas y palés debidamente identificados. La nueva directiva de identificación en el sector del juguete lo que demanda es la trazabilidad por lotes, pues éstos ofrecen información sobre la producción para toda la Unión Europea.

Con esta nueva directiva se pretende aumentar la seguridad y tener un seguimiento real del juguete a lo largo de toda la cadena de suministro. La responsabilidad de que los juguetes sean seguros recae, en primer lugar, sobre los fabricantes, aunque también sobre los importadores y los distribuidores, que deben velar porque cada lote de producto esté correctamente identificado.

Según Zetes, empresa dedicada a las soluciones para la identificación automática de bienes y personas, la aplicación práctica de la trazabilidad requiere del uso de diferentes tecnologías de identificación automática como el código de barras o la RFID, teniendo en cuenta también el apoyo que ofrecen las soluciones de picking por voz y validación por visión.

Además, los enlaces inalámbricos han permitido llevar esta tecnología al puesto de trabajo, soportando la movilidad requerida en muchos de los procesos de identificación. La interconectividad mediante redes compartidas, enlaces en tiempo real o sistemas en la nube se han sumado para poder disponer actualmente de soluciones de trazabilidad global en las que los distintos participantes en la cadena de suministro pueden compartir los datos y agregar los suyos propios,  pudiendo ser consultados por todos los participantes en la cadena de suministro.