El Comité de Seguridad Marítima (MSC) de la Organización Marítima Internacional (OMI) ha acordado un proyecto de circular MSC de asesoramiento para las administraciones, autoridades de supervisión del puerto, empresas, terminales portuarias y capitanes sobre las prescripciones del Convenio SOLAS para la masa bruta verificada de los contenedores llenos, que entrará en vigor el 1 de julio de 2016.

Desde la organización aseguran «haber tomado nota» de la petición de las delegaciones para que, en los primeros meses de entrada en vigor de la norma, haya «cierto margen» en caso de que surjan problemas de actualización del software que recoge y transmite los datos sobre la verificación de la masa bruta, de manera que puedan ser solucionados sin que ello suponga un retraso a la hora de cargar los contenedores.

En este contexto, el MSC ha acordado que, si bien la implantación de las prescripciones del Convenio SOLAS no debería retrasarse, sería «beneficioso» que las administraciones y las autoridades de supervisión abordaran el cumplimiento de estas medidas desde un «enfoque práctico» durante los tres meses posteriores a su entrada en vigor. 

Ello permitiría, según la organización, que los contenedores llenos cargados antes del 1 de julio de 2016 pero que han sido transbordados ese mismo día o posteriormente, lleguen a su puerto final de descarga sin verificar la masa bruta.

Asimismo, proporcionaría mayor flexibilidad a todas los actores del transporte de contenedores para mejorar, si fuera necesario, los procedimientos de documentación, comunicación y transmisión de los datos de la masa bruta verificada.