El transporte por carretera ve incrementados nuevamente sus costes de explotación.

El transporte por carretera vuelve a ser el gran olvidado de estos presupuestos. Así lo asegura la Confederación Española de Transporte de Mercancías, tras la aprobación por parte del Pleno del Congreso de los Diputados del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2013.

La partida destinada a subvenciones del transporte se ha reducido en un 6%, y se sitúa en 1.178 millones de euros. Mientras que la aportación estatal a Renfe copará casi el 41% del total de estas subvenciones. Por su parte, las ayudas para el transporte aéreo se sitúan en el 24% y las de transporte marítimo serán del 5%. El capítulo de las subvenciones se completa destinando el 21% de sus fondos al transporte colectivo urbano y el 9% restante para compensar a las sociedades concesionarias de las autopistas la bajada del precio de los peajes.

Para  la COnfederación Espasñola de Transporte de Mercancías CETM, esta partida no es suficiente ya que el transporte por carretera es el modo de transporte elegido por más del 85% de los cargadores para mover sus mercancías.Una vez más, llueve sobre mojado” asegura la institución.

La CETM considera que se trata de una “injusticia más y de un claro ejemplo de las erróneas políticas de transporte” que desde hace años vienen aplicando los distintos Gobiernos de España.

De este modo, indica que el Ejecutivo “no parece darse cuenta del daño que se le ocasiona a toda la economía española” al olvidarse de las necesidades de un sector como el del transporte de mercancías por carretera, que es el “pilar fundamental” que permite a las empresas productoras españolas competir en los mercados europeos. Según la entidad, “es más necesario que nunca priorizar el gasto público teniendo en cuenta la eficiencia del servicio” que prestan a la sociedad los destinatarios de las ayudas.