Se mantiene la convocatoria de huelga en el transporte por carretera en Barcelona, Madrid y Zaragoza

La huelga general del próximo 14 de noviembre puede afectar negativamente a la actividad de las empresas de transporte por carretera de mercancías que decidan trabajar, según ha asegurado la Federación Andaluza de Transportes, Fatrans, por ese motivo, ha pedido al Gobierno que vele por el derecho constitucional de los que quieran trabajar ese día y ejercer libremente su actividad.

La patronal andaluza respeta la legitimidad de esta huelga y de los trabajadores que quieran secundarla, pero cree «necesario» garantizar, entre otros, el derecho al trabajo, el cumplimiento de los servicios mínimos donde corresponda, la seguridad de las personas y las instalaciones empresariales, la protección de los bienes y servicios, y la libre circulación de viajeros y mercancías.

Para ello, ha reclamado a las fuerzas del orden público que velen porque los trabajadores puedan llevar a cabo su actividad, de manera que se produzca «sin incidentes de ningún tipo», controlando que la actuación de los piquetes se limite a tareas «puramente» informativas y «no a impedir el libre ejercicio del trabajo, como frecuentemente sucede«.

Impacto negativo sobre la economía

Al margen de consideraciones legales, Fatrans ha mostrado su preocupación por el impacto «negativo» que esta huelga pueda tener sobre la actividad económica, el erario público, la imagen exterior de España, la confianza de los inversores y el diálogo social.

Así, ha considerado que «no tiene sentido» convocar de nuevo una huelga general «cuando persiste en España una situación económica tremendamente complicada, de la que solo podremos salir con el trabajo y esfuerzo conjunto de empresarios y trabajadores«.

Consecuentemente, la federación anima a sus empresas asociadas que así lo deseen a prestar los servicios de transporte a sus clientes con normalidad, al tiempo que apoya a los empresarios que «no tengan una actitud pasiva ante una huelga general convocada por motivos exclusivamente políticos, injustificada y contraproducente».