UNO ha pedido a Sanidad “la inclusión inmediata” de los trabajadores del sector logístico en el proceso de vacunación prioritaria contra el covid-19.

La patronal recuerda que el sector “fue declarado como esencial desde el estallido de la pandemia”, así como que, en palabras de su presidente, Francisco Aranda, «lleva trabajando desde el primer momento, garantizando el abastecimiento a domicilios, establecimientos comerciales, farmacias y centros hospitalarios”.

Desde UNO se recalca, además la elevada exposición al patógeno de este segmento de actividad, al tiempo que indica que “el sector no sólo ha seguido trabajando con normalidad, sino que ha tenido que hacer frente a una demanda de comercio electrónico que se duplicó al inicio del estado de alarma», para recordar que «si falla nuestro sector empezaría a haber problemas en la cadena de suministro.

Sin embargo, esta petición, similar a la de otros colectivos que también alegan circunstancias similares, contrasta con la cruda realidad de la vacunación en España, donde hasta el pasado 29 de marzo se han administrado 7.571.439 dosis de la vacuna, con solo 2.604.209 personas que tienen la pauta completa, según los datos de Sanidad.

De hecho, el país ha recibido un 12,3% de las 69.129.990 dosis adquiridas, para sumar un total de 8.522.095 entregadas.

A esta lentitud en el avance de la inmunización de la población, achacable por igual al Gobierno y a la Unión Europea, hay que añadir, además, la desigual evolución que lleva la vacunación por comunidades autónomas.