A día de hoy, existen más de 700 MW en desarrollo en proyectos de centros de datos en las tres principales ubicaciones de la Península Ibérica: Madrid, Barcelona y Lisboa. Así se desprende de un reciente informe de Colliers al respecto, según el cual la Península es uno de los mercados estratégicos europeos para su implantación.

Madrid es el mercado de referencia en el sur de Europa y concentra ya 31 centros de datos operativos con 100 MW instalados, a lo que se añade un ‘pipeline’ de 505 MW, equivalente al 70% del total en desarrollo en la región Iberia.

En concreto, se han identificado 14 proyectos en la zona norte, en torno a los ejes A-1 y A2, aunque algunas ubicaciones en el eje A-4 acaparan proyectos muy relevantes, como el de Thor Equities en Fuenlabrada, de 100 MW.

En cuanto a la ciudad de Barcelona, y su área metropolitana, suman una docena de centros de datos operativos, con un ‘pipeline’ de 110 MW en desarrollo. La cifra es más de cinco veces superior a la capacidad operativa actual.

Por su parte, Portugal concentra el interés de inversores y operadores internacionales y se estima que encabece, junto a Madrid, este mercado en el medio plazo, pues tanto Lisboa como otras ubicaciones en el sur acumulan importantes proyectos en desarrollo.

En concreto, Sines ha sido la ubicación elegida para el mayor proyecto conocido hasta la fecha en la Península Ibérica. Se trata del Star Campus, desarrollado por Pioneer Point y Davidson Kempner, que tendrá una capacidad superior a 450 MW.

Desde Colliers hablan de «una actividad desenfrenada» en el sector durante los últimos seis meses, tanto en inversión como en desarrollo de centros de datos. Una vez consolidada la oferta, la próxima batalla será el aseguramiento de la demanda.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110