La reunión celebrada este  martes en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje) entre las organizaciones empresariales CETM y CEOT y los sindicatos UGT y CCOO para desbloquear la parálisis que vive la negociación de los convenios provinciales del sector transporte de mercancías por carretera ha terminado sin acuerdo.

A pesar de ello, UGT asegura que no convocará huelga (excepto en la provincia de Barcelona) en el sector transporte mientras esté abierto el proceso negociador. De hecho, ambas partes se darán una segunda oportunidad el próximo 2 de abril en una nueva reunión en el marco de la mesa de negociación del II Acuerdo General de Mercancías.

La ultractividad se constituye en el principal obstáculo para el acuerdo

Una vez más, la cuestión de la ultractividad en los convenios ha imposibilitado el acuerdo entre las partes. Así, los sindicatos han reclamado que los convenios puedan mantener la ultractividad más allá de su fecha de caducidad con el objetivo de poder negociar unos nuevos convenios «con tranquilidad y sin presiones patronales«.

Sin embargo, las dos patronales CETM y CEOT (que agrupa a Uno y Astic) se niegan a aceptar esta posibilidad alegando que la reforma laboral aprobada por el Gobierno lo imposibilita. De hecho, el próximo 8 de julio finaliza la ultractividad de los actuales convenios provinciales tras cumplirse el año de margen que concedía la reforma laboral para negociarlos.

A partir de esta fecha, aseguran los sindicatos, el marco legal de aplicación sectorial será el II Acuerdo General “pero con el inconveniente de que no incorpora tablas salariales de referencia, con lo cual se aplicaría el salario mínimo interprofesional, lo que no estamos dispuestos a aceptar”, apunta a cadenadesuministro.es Diego Buenestado, representante de UGT.  En su opinión, jurídicamente “no está claro que la ultraactividad no se pueda aplicar a los convenios como insiste la patronal”,advierte.

Desde UGT se alerta que las intenciones de las patronales pasan por rebajar los beneficios sociales y salariales que ya se han conseguido en el sector. Como ejemplo, el portavoz del sindicato hace referencia a la última propuesta de la patronal para el convenio de la provincia de Zaragoza realizadas este lunes y que pasan por suprimir una paga, suprimir la antigüedad de los trabajadores e incrementar 20 horas laborales al año, “unas exigencias abusivas e inasumibles”.

UGT insiste que “somos conscientes de la necesidad de moderación salarial e incremento de la productividad en el sector, pero no podemos aceptar todos los recortes que la patronal quiere aplicar en los nuevos convenios”.

Sustituir convenios provinciales por el II Acuerdo General

CCOO, por su parte, señala a cadenadesuministro.es que «el fin de la ultractividad es vista por la patronal como una oportunidad para reestructurar el sector, pero no se dan cuenta que las empresas del sector no están cerrando por los convenios colectivos sino porque están sufriendo los problemas de la crisis económica«.  El portavoz del sindicato, José Antonio Fernández, reconoce que la patronal ofrece incluir en el II Convenio General del Transporte de Mercancías algunos temas generales que no se abordan en la actualidad, incluyendo tablas salariales, para sustituir los convenios provinciales, «pero esta opción tampoco la podemos aceptar porque provocaría más inconvenientes que soluciones por lo complejo que es el sector transporte«.

Por ello, si la patronales insisten en sus posiciones, para CCOO la única salida es el conflicto sectorial «porque hemos lanzado propuestas que no se valoran en un clima de negociación, por lo que la única salida es el conflicto».  No obstante, reconoce que para llegar a esta situación es necesario el máximo consenso entre los sindicatos y los trabajadores para organizar una movilización efectiva.

Mientras, CETM ha preferido por ahora no hacer declaraciones, limitándose a constatar que la exigencia de los sindicatos de mantener la ultractividad de los convenios es “absolutamente imposible de aceptar