embases plasticos para productos alimenticios

La producción de plásticos a nivel mundial en 2012 alcanzó los 288 millones de tn, lo que supone un crecimiento del 2,8% comparado con el año anterior. Desde principios de los años 50, la producción de materias primas plásticas prácticamente no ha cesado de crecer, aunque en los últimos años ese crecimiento ha sido más modesto, en concreto la tasa de crecimiento anual compuesto se sitúa en 8,7%.

Así lo asegura la asociación europea que representa a los fabricantes de materias primas plásticas, PlasticsEurope, en su análisis de los resultados de la industria en 2012.

En el caso de Europa, y en línea con la situación de crisis económica actual, las primeras estimaciones indican que la producción de plásticos descendió un 3,8% y la demanda se contrajo un 3,2%, situándose en unos 45,5 millones de toneladas en la EU27.

Los primeros datos para España, muestran una tendencia similar, aunque algo más marcada tanto en la producción (-8,4%) como en la demanda (-5,6%). El sector de la producción y transformación de plásticos, cerró el año 2012 con una facturación aproximada de 22.600 millones de euros. Este dato pone de manifiesto la importancia de la industria plástica en nuestro país.

De cara a 2013, los primeros datos, basados en la evolución del primer trimestre, muestran que la tendencia es parecida a la de finales de 2012. Se prevé un posible cambio de tendencia hacia el final del año y principios de 2014.

Envase y embalaje los primeros en demandar plásticos

En cuanto a los sectores de aplicación, el líder es el de envase y embalaje que representa un 47,4% de la demanda de plásticos en nuestro país. Según los primeros datos de 2012, dicha demanda se ha mantenido aproximadamente al mismo nivel que en 2011.

El segundo sector de aplicación, sin duda el más afectado por la crisis y el contexto económico nacional, sigue siendo el de la construcción y edificación, con una cuota del 14,4% de la demanda total y muy por debajo de sus niveles históricos.

El sector del automóvil ocupa la tercera posición, con una estimación de cuota del 7%, muy similar a la del pasado año. Se espera que las decisiones de inversión recientemente anunciadas por diversos fabricantes de automóvil tengan un efecto positivo en este sector de aplicación.