opel-combo_vigo_1

Alemania, el Reino Unido y España son los principales mercados para el Opel Combo.

Desde que arrancara su producción en la planta de PSA en Vigo en julio del año pasado, ya se han fabricado 26.500 unidades del Opel Combo, a un ritmo de 200 unidades diarias, de las cuales un 88% se han dirigido a la exportación.

Entre los principales mercados para este modelo, Alemania copa un 19%, el Reino Unido alcanza un 18%, España suma otro 13% e Italia un 9%, Francia llega a un 7%, exactamente el mismo porcentaje que Bélgica, hasta un total de 30 países. 

Las dos nuevas versiones del Opel Combo, el Combo Life y la versión profesional Combo Cargo, se producen en la línea número dos del centro de Vigo, sobre la plataforma evolucionada modular multienergía EMP2, en convivencia con la nueva generación de vehículos comerciales ligeros de las marcas Citroën y Peugeot.

La industrialización de estos vehículos supuso la creación de un cuarto equipo de trabajo, constituido por 900 personas, e importantes transformaciones en el útil industrial de la planta, entre las que se encuentran las de almacenamiento automático en las líneas de prensas, control geométrico de calidad por visión artificial, robots colaborativos, sistema Full Kitting con distribución a través de AGVs y nuevos medios de automatización del aprovisionamiento logístico son algunas de las principales innovaciones.

En sus más de 60 años de historia, de las líneas de producción de la planta de PSA en Vigo han salido 6.350.000 vehículos comerciales ligeros hasta finales del año pasado.