Viaducto La Pena en la línea Pau-Canfranc-Zaragoza

Aragón y Aquitania solicitarán ayudas europeas para la reapertura del Canfranc.

Las administraciones de Aragón y Aquitania han establecido los primeros pasos para acceder a la convocatoria de ayudas europeas, que se publicarán en octubre, en el marco del Mecanismo Conectar Europa.

Entre las acciones que se pondrán en marcha para acceder a estas ayudas se ha previsto la creación de un grupo de trabajo técnico y mixto para la elaboración del dossier que se presentará a la convocatoria, así como la creación de un equipo de representación política para trasladar la necesidad de reabrir el Canfranc.

En sentido, en Aragón consideran «urgente» presentar el dossier en Bruselas antes del 31 de enero, con calidad técnica suficiente para evitar la pérdida de ayudas, algo que ya ha ocurrido en otras convocatorias.

Aunque ambas administraciones han puesto sobre la mesa la importancia de recabar financiación privada, consideran que el grueso de la financiación de este proyecto «tendrá que venir de fondos Europeos».

Y es que, aunque en la administración aragonesa han encontrado «buena sintonía entre empresarios aragoneses que creen en el proyecto del Canfranc», desde la misma señalan que «la posibilidad de recibir financiación privada es una fórmula que requiere la autorización del Gobierno central».

La línea internacional del Canfranc cuenta ya con el apoyo de Europa a través del programa Poctefa. Está prevista una inversión de 556.419,97 euros, de los cuales el 65% provendrá de fondos Feder, y el resto será aportación de las administraciones de Aragón y Aquitaine y de la Fundación Transpirenaica.