El recrudecimiento de la segunda ola por el Covid-19 que se vive en diversos países europeos no parece haber repercutido tan negativamente en los tráficos internacionales de mercancías, por el momento al menos.

Segun los registros de Sixfold, a lo largo del pasado mes de agosto no se han detectado incrementos en los tiempos de paso de los camiones por las fronteras interiores del Viejo Continente, una circunstancia que indica que el movimiento de mercancía se mueve con fluidez.

En concreto, los camiones europeos han empleado un 7% más tiempo en transitar por los pasos fronterizos que el que solían emplear antes de la llegada de la pandemia.

Así mismo, durante el mes también se ha registrado un menor movimiento de camiones, ya que los indicadores señalan que un 14% de vehículos pesados más de lo que suele ser habitual en estas fechas ha estado parado el mes pasado.

De igual modo, la capacidad de la flota ha seguido por la senda de la recuperación iniciada en junio, tras los malos registros de abril y mayo, de tal manera que el indicador de Sixfold se coloca solo un 3% por debajo de lo que suele ser habitual durante un mes de agosto en circunstancias normales.

Sin embargo, al mismo tiempo, la compañía alerta de que los efectos de la segunda ola de la covid-19 aún están por ver en la capacidad de la flota europea de transporte.