Bruselas ha dado luz verde a la puesta en marcha del Puesto de Inspección Fronterizo, PIF, del aeropuerto de Foronda, en Álava, tras su eliminación en el año 2013. Esto supone una grata noticia para la instalación, que podrá gestionar a partir de ahora el transporte de animales y alimentos perecederos, según recoge el diario Noticias de Álava.

El Comité Permanente de Vegetales, Animales, Alimentos y Piensos de la Unión Europea ha tenido la última palabra en esta decisión, muy esperada por parte de Decoexsa, que solicitó en 2017 la reapertura para el inicio de una nueva operativa regular de importación de pescado desde Marruecos.

La empresa, que lamenta las oportunidades perdidas por los retrasos en la reapertura, utilizará la ruta que opera diariamente DHL entre Vitoria y el norte de África. Además, la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que cuenta con numerosos PIFs, puede beneficiar a las instalaciones del País Vasco.

Actualmente, el aeropuerto alavés cuenta con una conexión diaria con East Midlands, en Reino Unido, por lo que la reactivación del Puesto de Inspección Fronterizo podría impulsar la importación de marisco a través de Álava. El nuevo PIF estará operativo en el plazo de un mes, dado que las obras necesarias para su adecuación a la nueva normativa se llevaron a cabo en 2017.