La alianza entre las aerolíneas del emirato de Dubái Emirates y la australiana Qantas permitirá que se efectúen un total de 98 vuelos semanales entre Dubái y Australia. Qantas realizará vuelos diarios con aviones Airbus 380 entre Sidney y Melbourne y Londres, con escala en Dubái, lo que a su vez facilitará siete viajes diarios entre ese emirato y la capital británica.

Una primera consecuencia de este acuerdo es que Qantas será la primera en tener vuelos regulares a Dubái, con un aumento de 900 asientos al día desde Melbourne y Sidney, lo que incrementará el número de viajeros australianos a través de este aeropuerto emiratí. Mientras tanto los clientes de Emirates Airline podrán viajar mediante Qantas desde Australia a más de 50 destinos.

El nuevo acuerdo, que entrará en vigor a partir de abril de 2013, prevé que el centro de operaciones de los vuelos de Qantas a Europa se traslade de Singapur a Dubái, y que las dos compañías coordinen sus vuelos a Nueva Zelanda y al Sudeste de Asia.

Con esta alianza de la línea aérea australiana con su homóloga de Dubái para un periodo inicial de diez años, Qantas persigue reducir las pérdidas en sus operaciones internacionales. El mes pasado la compañía anunció por primera vez desde su privatización en 1995 pérdidas que ascendieron a 197 millones de euros.

El 31 de marzo de 2013 finaliza el acuerdo que la compañía australiana mantenía desde hace 17 años con British Airways, para formalizar la alianza con Emirates.

La alianza, que deberá ser aprobada por la Comisión Australiana de Competencia y Consumo, permitirá a los usuarios de Qantas viajar a más de 70 destinos en Europa, Oriente Medio y África, y vincular los programas de viajero frecuente de ambas aerolíneas.