Conferencia del Transporte organizada por Scania.

Las emisiones de COdel transporte han aumentado un 36% desde 1990 y si no fuera por la crisis económica este crecimiento podría haber sido aún mayor. Así se aseguró durante la Conferencia de Transporte organizada por Scania, donde se analizó el sector del transporte en Europa y su impacto medioambiental.

Uno de los retos que se plantearon consiste en la combinación del desarrollo sostenible con el crecimiento económico continuado en los países miembros de la UE, y como consecuencia la competitividad internacional de la Unión puede fortalecerse y mejorarse.

Los participantes han coincidido en que no existe una solución única para disminuir las emisiones de COsino que las reducciones significativas se pueden lograr a través de las nuevas tecnologías, una mejor adaptación de los vehículos para tareas de transporte, la logística y la mejora de la formación de conductores.

Durante la jornada, desde la compañía aseguraron que a pesar de que faltan dos años para que la situación económica vuelva a mejorar, “vemos una tendencia hacia una mayor movilidad y mejora del sector de una manera económicamente viable y ambientalmente sostenible”.