Los portacontenedores pueden reducir su consumo de combustible y sus emisiones de CO2 en un 14% por viaje utilizando el protocolo de llegadas Just In Time, JIT. Así se refleja en un estudio en el que ha participado el puerto de Rotterdam, comisionado por la Alianza Mundial para la Industria GreenVoyage2050.

Las llegadas Just In Time implican que los buques adapten su velocidad a lo largo del viaje para llegar a puerto justo cuando el atraque, el muelle y los servicios náuticos estén preparados para ello. Esto puede contribuir a que un buque consiga el Indicador de Intensidad de Carbono requerido y su clasificación CII asociada, en función de los límites fijados por la OMI.

El sistema puede implementarse, junto a otras medidas operativas, en el Plan de Gestión de la Eficiencia Energética del Buque, que jugará un papel primordial en la implementación de las medidas previstas por la Organización para mejorar en este ámbito.

El estudio, que han realizado MarineTraffic y la Asociación de Investigación Energética y Medioambiental, EERA, ha evaluado el uso del JIT en tres escenarios: durante todo el viaje, en las últimas 24 horas y en las últimas 12.

Los resultados muestran que aunque optimizar la velocidad del buque durante todo el viaje supone los mayores ahorros de combustible, con un 14,16% en total, existen ventajas en las tres modalidades, llegando el ahorro al 5,9% si se aplica en las últimas 24 horas y al 4,23% si únicamente se hace en las últimas 12.

Esto supone que implementar este protocolo aunque solamente sean 12 horas puede contribuir significativamente a la disminución del consumo de combustible y las emisiones.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110