El director general de Grupo Hefame, Javier López, ha defendido el modelo español de farmacia frente a aquellos que sostienen que debe cambiar para responder a demandas del mercado digital, acercándose al de países como Alemania.

Durante una mesa redonda organizada por IM Farmacias, López ha explicado que la venta de medicamentos ‘on-line’ fuera del canal de farmacia supondría “un grave perjuicio en la garantía de compra de los pacientes”.

En su opinión, no hay ningún modelo como el español que resuelva la necesidad del paciente tan rápido, que tenga una ‘megalogística’ tan eficiente, tanta capilaridad, número de farmacias por habitante y profesionales tan cualificados.

Por ello, si el paciente demanda comprar ‘on-line‘, el camino a seguir es introducir la digitalización en las farmacias, pero manteniendo el modelo actual para que el paciente tenga la seguridad de tener a su farmacéutico detrás.

Si conseguimos combinar lo digital y lo físico tendremos lo mejor de las dos partes: la tecnología que demanda la sociedad en el mejor sistema sanitario”, ha explicado el director de Hefame.

Según las encuestas, el 60% de los compradores ve interesante que la farmacia ofrezca la opción de comprar por Internet, pero según López, también quiere seguir yendo a su establecimiento e interactuar con su farmacéutico.

Por eso, el grupo está trabajando en herramientas basadas en el ‘click and collect’ y en la premisa de que la página web pertenezca al farmacéutico. Las farmacias deben mostrar ‘on-line‘ sus productos, pero terminar el contacto en el mundo físico, que es donde trabajan de forma cercana con sus clientes.

Esta estrategia de combinar lo digital y lo físico ha permitido a su e-commerce crecer hasta un 378%, lo que supone, según el director general, que caminan en la buena dirección.