variaciones en las matriculaciones de camiones de mas de 16tn

El mes de junio cierra con una caída del mercado de vehículos industriales superior al 23% dejando al cierre del primer semestre con una caída acumulada del 18,2% y sin signos de cambio de la tendencia a corto plazo.

Desde diciembre de 2011, en total de 19 meses, el mercado registró variaciones de signo negativo en el conjunto de los vehículos industriales, con alguna excepción puntual en el segmento de cabezas tractoras. Su volumen de matriculaciones registra las cifras más bajas de los últimos 17 años.

En el primer semestre de 2013 todos los segmentos, sin excepción, registran variaciones negativas con una media del 18%. El segmento que más ha caído en el acumulado del año ha sido el de camiones pesados (-18,7%), seguido por los camiones de más de 6 Tn (-18,4%). Los camiones medios y ligeros también retroceden un 17,3% y un 14,5%, respectivamente. 

Seis años de caída de ventas

La situación económica española no experimenta mejoras que permitan la recuperación del mercado de vehículos industriales y la situación de este mercado es extremadamente delicada (está en la UVI) tras seis largos años de caída constante de las ventas. Actualmente, el segmento de camiones de menos de 16 tn representa menos de un tercio de su volumen de ventas del año 1997 y aún mucho menos si se comparan con las de 2007. 

El segmento de camiones de más de 16 t, aun teniendo una mejor posición, su situación es más grave aún ya que en este segmento se concentra casi el 80% del mercado de vehículos industriales y su evolución, mes tras mes, es peor.

Los vehículos de más de 10 años suponen más del 50% de todos  los segmentos de mercado. Por lo que Aniacam insiste en la necesidad de rejuvenecer el parque automovilísitico, no solo por las mejoras económicas de los fabricantes, sino también para  mejorar el medioambiente.

Mientras la demanda de transporte se mantenga en los parámetros actuales y las restricciones crediticias no mejoren, la situación de este sector seguirá sufriendo un mayor deterioro en su volumen de ventas y el consecuente envejecimiento del parque circulante, que ya cuenta en algunos segmentos con más del 90% de vehículos en el tramo de edad  de más de cinco años cinco años y el resto de segmentos es igualmente viejo superando el 80% este tramo de edad.

Para el mantenimiento de este sector se hace necesario un plan urgente del Gobierno, de forma parecida a como se hizo en tiempos pasados, ofreciendo financiación a los compradores de camiones para que puedan renovar las flotas. Esta financiación, que podría hacerse como en otras ocasiones, con fondos ICO y bajos intereses, incluso con un periodo de carencia de intereses que incentive el crédito, ya se mostró muy positiva en el año 2010 en la operación de renovación de autocares, cuyos compradores pudieron acceder a unos vehículos más seguros y que cumplieran con los pliegos de las nuevas concesiones en las renovaciones del Ministerio de Fomento.

Ahora el sector pide este tipo de financiación como única solución para salvar a todo el colectivo del transporte, desde las marcas de camiones hasta los propios transportistas. Y parece ser una petición desesperada, porque las cifras no se van a  sostener durante más tiempo.