Furgoneta y moto de Correos

Los sindicatos de Correos plantean un calendario de movilizaciones y huelga para los próximos meses.

Los sindicatos de Correos llevan tiempo diseñando un plan de movilizaciones de cara al último trimestre del año, que incluyen concentraciones y tres huelgas generales en noviembre y diciembre.

De igual modo, los representantes de los trabajadores advierten de que el conflicto podría prolongarse hasta el año que viene, coincidiendo así como la celebración de las próximas elecciones europeas, autonómicas y municipales.

A juicio de Comisiones Obreras, «la situación de la empresa postal pública no admite más prórrogas ni regates políticos» y pide al Gobierno que refuerce la financiación del Servicio Público Postal, le dote de un plan estratégico de empresa «que permita apostar por la diversificación y alcanzar unos nuevos convenios y acuerdos que supongan la reconquista de salario, acaben con la pérdida de empleo, la precarización y la devaluación de las condiciones laborales».

Comisiones Obreras achaca los cuatro años consecutivos de déficit que lleva Correos a «la falta de medidas desde el ámbito político que lo están condenando a un callejón sin salida, al suprimir en 180 millones de euros las partidas públicas destinadas a la prestación del servicio postal público, al cerrarle el futuro a la diversificación en un mercado creciente como es la paquetería y el e-commerce, actualmente en manos del sector privado, con una ciudadanía que cada vez escribe menos y demanda más paquetería».

Para el sindicato, la falta de plantilla impide la prestación del servicio postal público en municipios y provincias, con retrasos en la entrega y se traduce en un aumento de las cargas de trabajo, por lo que pide al Gobierno «que abra sin más demoras el diálogo postal cerrado hace años y ponga en la mesa propuestas orientadas a reforzar el servicio postal público»