En la V Edición de su informe de Tendencias Logísticas, DHL ha identificado 29 tendencias clave que impactarán en el sector en los próximos años, entre las que destacan las nuevas tecnologías, el crecimiento del e-commerce y la sostenibilidad.

Más de 20.000 profesionales logísticos y expertos en tecnología han compartido sus impresiones sobre el futuro de esta industria cuando han visitado los centros de innovación del operador en los últimos dos años, y estas quedan reflejadas en el informe, que permitirá analizar la evolución respecto a las pasadas ediciones.

El siguiente desafío que enfrentará el sector logístico es la adaptación de los trabajadores a las nuevas operaciones, mucho más sofisticadas a nivel tecnológico y que requieren una mayor formación.

Además, el Covid-19 también ha acelerado algunos cambios que estaban en marcha, como la introducción del ‘Big Data‘, la robótica, la automatización o el Internet de las Cosas, así como la Inteligencia Artificial.

En general, puede decirse que se están estabilizando a nivel global algunas tendencias ya iniciadas en los últimos cuatro años, especialmente por la crisis sanitaria, que ha obligado a la industria a apostar por la digitalización.

En cambio, algunas tendencias que inicialmente se presentaron como disruptivas, aún deben demostrar su potencial. Es el caso de los vehículos autónomos o los drones, cuyo desarrollo continúa paralizado por los problemas a nivel legislativo y técnico, así como por la complicada aceptación social de su uso.

A día de hoy, el sector está más centrado en modernizar cada parte de la cadena de suministro, desde la experiencia del cliente hasta el transporte o la última milla. Mientras, el e-commerce sigue exigiendo nuevos avances en innovación, como las herramientas IoT para mejorar la visibilidad o las capacidades predictivas que proporciona la Inteligencia Artificial.

En lo que respecta a la sostenibilidad, el objetivo es reducir las emisiones de CO2 y consumir menos recursos, lo que exige la reducción del uso de plásticos, una apuesta por la innovación en el packaging, la optimización de procesos y materiales, y el desarrollo de instalaciones inteligentes y eficientes.