Con un escenario en el que el mercado del comercio electrónico es cada vez más importante, Leroy Merlin ha decidido configurar una operativa dedicada exclusivamente a la logística de su canal on-line.

Para gestionar los pedidos del e-commerce, la cadena ha alquilado una nave en la localidad madrileña de Meco, en la que ha instalado un almacén automatizado, diseñado específicamente por Dematic para la logística de este canal, en el que se centralizan el almacenamiento y envío de todos sus pedidos a escala nacional.

Estas nuevas instalaciones, plenamente operativas desde marzo del año pasado, cuentan con una superficie total de 59.814 m², están divididas en tres naves diferentes y tienen capacidad para procesar unos 30.000 pedidos cada día.

En el almacén se ha instalado un sistema de transporte ligero para cajas que conecta las diferentes áreas de encubetado y, además, también cuenta con zonas de almacenaje y picking, put-wall para consolidación de pedidos basado en un put-to-light, empaquetado y clasificación.

Con todos estos elementos, la cadena se aprovecha de las ventajas que ofrecen los sistemas de luces Pick-to-Light, que logran procesos más eficientes y rentables que el picking manual tradicional, que son especialmente útiles en productos de gran volumen, mientras que las aplicaciones Put-to-light son eficaces para la clasificación manual de cantidades a granel.