En este segmento de carretillas de gran tonelaje con capacidades de 3.500 a 5.000 kg, Linde ofrece la posibilidad de elegir entre modelos estándar con baterías grandes de 840 Ah, que permiten tiempos de operatividad considerablemente más largos, y modelos más compactos con baterías más pequeñas de 700 Ah, que se ajustan a los espacios reducidos.

Confortabilidad para el conductor

Los conductores de las nuevas carretillas E35 a E50 podrán disfrutar de una nueva generación de asientos, que también están disponibles en las versiones remodeladas de las carretillas térmicas Linde H40 a H50.

Con el asiento Active, también opcional, los que busquen aún mayor confort pueden obtener adicionalmente un sistema de ventilación para las superficies de asiento y respaldo, que aporta un grado de bienestar más elevado, por ejemplo, cuando las temperaturas sean más altas.

Gracias al ventilador eléctrico opcional, que expulsa de forma controlada a través del contrapeso en la parte trasera los gases generados por la batería durante el proceso de carga, el usuario ahorra tiempo y necesita menos espacio, porque ya no es necesario abrir las puertas durante el proceso de carga. Tan solo hay que abrir el capó y conectar el cable de carga de la batería a un cargador externo, o bien, enchufar el cable de carga del cargador incorporado de alta frecuencia a una toma de corriente externa de alto voltaje.

Otras innovaciones de la serie son el control de tracción de serie, la indicación en minutos del tiempo de autonomía restante o los tres diferentes modos de potencia. Además, la  carretilla eléctrica de 5.000 kg de capacidad tiene un centro de gravedad de la carga de 600 mm para el transporte de grandes cargas.