El operador logístico del sector textil Logisfashion ha ampliado su presencia en el mercado latinoamericano con el inicio de operaciones en Panamá, que se establece como enclave estratégico para dar servicio a los clientes de esta región y de Asia.

De la mano de Mizratex, uno de sus socios panameños, el operador ha comenzado su actividad en el país en unas instalaciones de 3.000 m² en las que cubre la logística de dos firmas del sector de la moda, mientras mantiene negociaciones para ampliar a tres más su cartera de clientes. 

Entre las ventajas de estar presentes en Panamá, más allá de su situación estratégica y sus ventajas administrativas y fiscales, destacan los importantes ahorros en el aprovisionamiento mediante la consolidación de mercancías con destino a América, evitando paradas de gestión en otros continentes y otorgando una mayor cercanía del producto almacenado a los mercados de destino.

Además, la nueva expansión permite una adecuación de la reglamentación técnica de las prendas a los mercados de
destino en tiempo real.

Grandes ventajas

A raíz del incremento de las importaciones de producto asiático hacia los países latinoamericanos, fruto de la reducción de trabas arancelarias, se hacía necesario para el operador establecer un hub cercano al mercado final, similar al que actualmente ubica en Hong Kong para producto con destino a Europa y Estados Unidos.

De esta manera, se puede redirigir las prendas con destino al cliente final, adaptándose a las necesidades aduanales de cada país y sin necesidad de pagar aranceles o IVA hasta la entrega al cliente final.

Del mismo modo, la nueva instalación mejora la capacidad de reacción para los servicios e-commerce en Latinoamérica, que se desarrollarán de manera importante en el futuro próximo según las previsiones de la compañía.