protesta agricultores puerto motril

El corte en los accesos al puerto de Motril ha llegado a impedir la normal circulación de mercancías.

Un centenar de productores de frutas y hortalizas han cortado la semana pasada los accesos de mercancías al puerto de Motril en protesta por lo que COAG califica como «entrada incontrolada de importaciones de terceros países».

En este sentido, la organización pide «más recursos en los Puntos de Inspección Fronterizos», pese a que, por otra parte, tanto la Autoridad Portuaria de Motril como la Subdelegación del Gobierno en Granada estiman que a lo largo de todo este año se han realizado 5.500 controles fitosanitarios de mercancías importadas al recinto portuario motrileño, lo que supone el 100% de toda la carga que ha entrado en territorio español a través del enclave.

De igual modo, los responsables de la dársena granadina también afirman que se ha reforzado el funcionamiento del PIF este año, de cara a los cambios que entrarán en vigor este mismo mes en relación con el régimen de control fitosanitario para productos vegetales procedentes de terceros países.

Sin embargo, COAG estima que “la desidia de los responsables políticos españoles y europeos está destruyendo el tejido productivo y la economía social de todo nuestro arco mediterráneo. La presión y la competencia desleal ha sido tal que, en el caso del tomate, Canarias, Alicante o Murcia han perdido ya su producción y ahora está en grave riesgo la de Almería, Granada y Málaga”, por lo que ya se han previsto nuevos actos de protesta para el próximo 13 de diciembre contra las principales cadenas de distribución, «dentro el estado de movilización permanente ante la grave crisis de precios que afecta al sector de frutas y hortalizas».