Aviones de UPS

La compañía ha anunciado que ya está preparada para enfrentar el periodo de Navidad, el de mayor actividad para las empresas de mensajería.

La compañía estadounidense dedicada a la mensajería y logística UPS ha generado unos beneficios en el tercer trimestre de 2014 de 1.214 millones de dólares (958 millones de euros), un 10,6% más que los 1.097 millones de dólares (866 millones de euros) que obtuvo en el mismo período del año anterior.

Este resultado es mayor del previsto por la empresa, que ha justificado este incremento en la fuerte demanda de consumidores y empresas de Estados Unidos y en el gran crecimiento en Asia. Los volúmenes de paquetes diarios aumentaron un 6,9% en el año gracias a los envíos entre empresas y a los consumidores, hasta los 1.100 millones de paquetes.

La cifra de negocio de la multinacional ha alcanzado los 14.290 millones de dólares (11.286 millones de euros), un 5,6% más que los 13.521 millones de euros (10.679 millones de euros) de 2013.

En concreto, la facturación ha aumentado un 5,3% en Estados Unidos y un 5,5% en el ámbito internacional, mientras que en la unidad de carga y de cadena de distribución ha aumentado un 7,4%.

En el cómputo de los nueve primeros meses de 2014, UPS ha obtenido un beneficio de 2.579 millones de dólares (2.037 millones de euros), un 19,5% menos que en el mismo período de 2013, mientras que sus ventas han aumentado un 4,6% al alcanzar los 42.337 millones de dólares (33.443 millones de euros).

Para los próximos meses, la compañía seguirá trabajando por la «inversión en nuevas tecnologías y por expandir nuestras capacidades en todo el mundo para asegurar una solución a largo plazo para todas nuestras demandas».

Campaña de Navidad

Además, la compañía ha anunciado que ya está preparada para enfrentar el periodo de mayor actividad para las empresas de mensajería.

El año pasado, un aumento de las promociones para consumidores por internet en el último momento hizo que muchos paquetes se quedaran sin entregar la noche de Navidad, ya que se sobrepasó la capacidad tanto de UPS como de FedEx.

Los problemas afectaron especialmente a UPS, que invirtió 500 millones de dólares para aumentar su infraestructura con el propósito de mejorar las entregas en la temporada de fiestas de este año.

Sin embargo, para esta temporada «UPS ya está lista para los desafíos y oportunidades que esperamos enfrentar este año».