Cadena de montaje de Seat en la planta de Martorell

La medida afecta a 7.000 trabajadores.

Ante el recrudecimiento de las protestas y el altísimo número de movilizaciones convocadas por diferentes agrupaciones separatistas en Cataluña, una gran cantidad de empresas han optado por cesar su actividad temporalmente, ya sea en algunos casos por apoyar a este movimiento y los más, para evitar males mayores, a la espera de que escampe.

El caso paradigmático en este sentido es el la planta de producción de Seat en el municipio barcelonés de Martorell que, en virtud de un acuerdo alcanzado por la dirección de este centro y el comité de empresa, ha decidido realizar un paro técnico que afecta a los turnos de producción de tarde y noche del jueves, 17 de octubre, así como los tres turnos laborales del viernes, 18 de octubre, día en que se ha planteado una huelga general regional, para un total de 7.000 trabajadores.

Seat ha decidido tomar esta medida, que no califica como cierre empresarial y que implicará dejar de producir 3.500 vehículos, como un gesto de responsabilidad con su plantilla, con el fin de que no se vea afectada por las dificultades para la movilidad existentes con motivo de las algaradas y disturbios que se vienen produciendo en toda Cataluña durante toda esta semana.

De igual modo, la marca también quiere evitar con el cese de actividad que un posible desabastecimiento de piezas y componentes, ya que el transporte es uno de los sectores de actividad que más afectados se están viendo por las movilizaciones, impida seguir produciendo vehículos.

Así mismo, Seat estudia tomar esta misma medida en relación con sus instalaciones de la Zona Franca de Barcelona.