La Asociación de Cargadores de España ha celebrado una Asamblea General Extraordinaria en la que, tras un largo periodo, cargadores, Autoridades Portuarias y empresas colaboradoras han podido intercambiar opiniones de manera presencial.

En ella, se ha abordado la situación actual del transporte marítimo, que está dificultando una gestión eficiente de la cadena de suministro en unas fechas en las que la demanda es muy elevada.

Además, desde el Foro Español de Referencia Marítima se ha trasladado al Ministerio de Transportes y a Competencia la necesidad de que las administraciones españolas se impliquen en la revisión del Reglamento Europeo BER, que se iniciará próximamente y culminará en 2024.

Esta regulación ha dejado de cumplir sus objetivos de beneficio a los usuarios del transporte, que en su lugar ven cómo desaparecen escalas, los fletes se encarecen y se alargan los plazos para reservar un espacio de carga. Por otra parte, los cargadores entienden que la estrategia de integración vertical de las navieras presenta un riesgo que se debería cuantificar.

En lo que respecta al transporte por carretera, los socios coinciden en la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de los conductores, tanto en lo relativo a los tiempos de espera, como en la operativa de carga y descarga de las mercancías.

En esta línea, muchos ya están incorporando criterios de contratación para priorizar a las empresas transportistas que tengan implantados mecanismos de conciliación y sistemas que permitan que los conductores duerman en casa.

En relación al paro patronal convocado por el Comité Nacional de Transporte por Carretera, los cargadores han advertido del impacto negativo que podría tener, puesto que repercutirá directamente en el consumidor en unas fechas tan señaladas.

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px