El sector inmobiliario logístico se convierte en el más atractivo para las inversiones

Los inmuebles industriales españoles están anticuados, cuentan con una alta tasa de desocupación, y, día a día, van perdiendo competitividad. Por todos estos motivos es necesario renovar las zonas industriales más deprimidas y estropeadas y apostar por la eficiencia constructiva, es decir, desarrollar inmuebles industriales sostenibles, porque es uno de los principales problemas del stock actual del mercado.

Certificaciones como Leed, una de las calificaciones en materia medioambiental más reconocida en el mercado internacional, o Breeam contemplan diferentes categorías en las que tiene cabida cualquier inmueble y uso. Aunque tan cierto es que no existe una categoría para naves industriales y sí otros usos, ya se ha empezado a construir alguna instalación con la certificación Leed Silver en España, como es el caso de la nave de H&M en Torrejón, construída por Gazeley y primer inmueble industrial en contar con esta calificación en España.

Si el sector inmobiliario en España quiere resistir a la crisis y ser competitivo necesita urgentemente una actualización y optimización de los inmuebles ya construidos. La adecuación de naves a través de un programa de construcción sostenible va a permitir al propietario disminuir el coste de mantenimiento y aumentar el valor del activo. Asimismo, esta mejora en las instalaciones garantiza un mayor bienestar y seguridad ambiental.

Las actuaciones básicas en términos de sostenibilidad pasan por la construcción en sitios sostenibles, la eficiencia en el uso del agua o el ahorro de energía y la preocupación por el medio ambiente son algunas de las actuaciones básicas en términos de sostenibilidad. Asimismo, para que los inmuebles sean más ecológicamente responsables es recomendable la utilización de materiales y recursos sostenibles, así como la innovación en el diseño manteniendo los vínculos con el entorno local.