El nuevo contenedor de cartón para líquidos o semi-líquidos que permite cargas de hasta 1.000 litros. Hybrid3  es un desarrollo de la empresa valenciana Tecnicarton y está fabricado con una combinación de sólidas planchas de cartón ondulado de canal simple, doble y triple, que lo hacen considerablemente resistente. Su diseño estructural hace que puedan apilarse dos Hybrid3 de 1.000 litros uno encima de otro durante el transporte, sin que sobresalga en ningún momento y tres contenedores en el almacén con total seguridad.

Con este contenedor de cartón para líquidos desechable se ha buscado sustituir los tradicionales bidones de metal o plástico que a parte de ser más pesados y con un coste mayor, están fabricados en materiales mucho más agresivos para el medio ambiente y el entorno natural. En el caso de este contenedor la fabricación se ha realizado con materiales sostenibles y 100% reciclables.

Su principal objetivo es ser utilizado en el transporte marítimo y terrestre, donde se realizan largas distancias y en el que el producto puede incurrir en daños y riesgos, con las repercusiones económicas que este hecho tiene para las empresas. El nuevo contenedor Hybrid3 cumple con las normas más exigentes en materia de transportes de riesgo, y cuenta con la certificación 3H de la Asociación Internacional de Tránsito Seguro (ISTA). Hybrid3 ha sido probado a temperaturas de entre -10 y +45, con un perfecto rendimiento.

Hybrid 3, nuevo embalaje de cartón para líquidos

Asimismo, las bolsas y válvulas son conformes con las normativas del Organismo para el Control de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y con la Unión Europea en materia de envases para alimentos.  Hybrid3 viene desmontado en un embalaje plano, lo que le permite optimizar el uso del espacio de almacenamiento, y no se necesitan más de tres minutos para su montaje.

Diseñado para la exportación

Además, este embalaje para líquidos a granel ha conseguido los premios “Champion”  y “Golden” en Londres por sus innovadoras soluciones de embalaje, propias de una ingeniería basada en materiales sostenibles que suponen una alternativa medio-ambiental a los contenedores y botellas en cajas a granel para líquidos y semi-líquidos.

Esta solución está pensada para volúmenes medianos de líquido a granel y destinado para exportar a los mercados distribuídos a nivel mundial o para cadenas de suministro dónde la recuperación del embalaje reutilizable es costosa o imposible y requiere una gestión más exigente y detallada.

Además, el nuevo sistema de embalaje ayudará a reducir los costes en muchos aspectos en la cadena de suministro de igual modo que entregará el producto de forma segura. Las ventajas pueden inducir a ahorros significativos de hasta un 20% con respecto a los sistemas tradicionales de transporte.

Está disponible en capacidades de 500, 850 y 1.000 litros, con opciones de descarga lateral, descarga inferior y sin válvula de descarga.También existe la opción para productos asépticos. Las medidas son 1.140 x 1.140 mm para contenedor estándar y 1.100 x 1.100 mm para contenedor reefer.