La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia calcula que un 49,5% de los internautas españoles ha realizado alguna compra en el canal on-line durante la segunda mitad de 2020.

Así mismo, Competencia estima que más del 95% han recibido algún paquete asociado a dichas compras de comercio electrónico, por lo que afirma que la paquetería se ha convertido en un pilar fundamental para el sector postal.

De igual modo, un 93% de los compradores de comercio electrónico prefiere recibir los envíos en sus domicilios particulares, mientras que un 13% se inclina por hacerlo en sus lugares de trabajo.

En cuanto a la cuota de estos servicios por operadores, Correos ha concentrado un 45% del total de estos repartos, cinco puntos menos que en 2019, lo que implica que otros operadores hayan incrementado su cuota de mercado. Le siguen MRW, que ha concentrado un 10,6% de cuota, Seur un 10,2% y DHL un 4,8%, dejando en manos de otras empresas de paquetería el restante 12,9% de los envíos.

En lo que respecta a los envíos por parte de particulares, solo un 11,6% mandó algún paquete en los últimos seis meses. De todos ellos, un 19% correspondieron a devoluciones de compras y un 69%, a envíos a otros particulares.

En este mismo sentido, un 64% de los españoles que enviaron paquetes optaron por Correos como operador postal, 6,6 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo de 2019. Como en oleadas anteriores, el precio y el conocimiento de la empresa fueron los factores determinantes para los usuarios al elegir el operador postal, seguidos en menor medida, por el plazo de entrega.

Este incremento de los envíos asociados a compras efectuadas a través del canal on-line, contrasta con la evolución a la baja de los envíos postales, ya que según el análisis de Competencia, solo dos de cada diez españoles han enviado alguna carta en la última mitad de 2020.