Las tasas de los buques graneleros del segmento ‘capesize‘ se han situado en la última semana ligeramente por encima de los 2.000 dólares diarios (1.850 euros). Se trata de su nivel más bajo desde el mes de marzo de 2016, cuando alcanzaron el que ha sido su récord histórico a la baja hasta la fecha.

El exceso de oferta está transformando por completo este mercado y todo apunta a que seguirá debilitándose en el futuro. Los precios para estos buques, tanto nuevos como antiguos, han emprendido una carrera a la baja, y ya se acercan incluso a los niveles de los del segmento panamax.

En concreto, los buques más antiguos, que ofrecen una menor eficiencia en el consumo de combustible, son los que corren un mayor riesgo de quedar inutilizados en la situación que atraviesa el mercado en la actualidad.

Además, se espera que la demanda de los buques ‘capesize‘ se reduzca hasta un 2,3% a lo largo del año 2020, aunque aumentará un 3,3% en el ejercicio 2021, según las estimaciones publicadas recientemente por Danish Ship Finance.