isee volvo truck serie FH

I-See se puede comparar con un piloto automático que se encarga de los cambios de marcha, y la aceleración y el frenado en pendientes, para optimizar lo máximo posible el consumo de combustible. Cabe destacar que el ahorro de combustible para las operaciones de largo recorrido puede alcanzar el 5%. 

Cuatro expertos responsables del desarrollo de esta solución recibirán el próximo 4 de abril el Premio de Tecnología Volvo en 2013, por su reducción de los costes de combustible al mismo tiempo que reduce el impacto en el medio ambiente.

La primera vez que un camión equipado con la nueva versión de I-See recorre un tramo con pendiente de una carretera, éste emite, de manera inalámbrica, la información topográfica al servidor de Volvo Trucks.

Cuando otro camión con I-See recorre la misma carretera, el sistema automáticamente recibe la información sobre la topografía del terreno almacenada en el servidor y se asegura de que los cambios de marcha, la aceleración y el frenado sean los más eficientes desde el primer momento que se recorre esta ruta.

Cuando el sistema percibe que el camión se está aproximando a una pendiente, la velocidad del vehículo aumenta. Gracias a la energía cinética, el camión puede conducirse durante más tiempo en una marcha más larga.

Cuando el camión alcanza la cima, I-See evita la aceleración innecesaria. Justo antes de comenzar el descenso, el camión entra en punto muerto, ahorrando así energía. I-See comienza a frenar antes de que acabe el descenso.