El fabricante de autobuses y vehículos comerciales ligeros eléctricos Switch Mobility, perteneciente a la familia india Hinduja, ha celebrado este pasado viernes la ceremonia de colocación de la primera piedra de su nueva planta de fabricación en Valladolid, de donde espera que salgan los primeros autobuses dentro de 12 meses. El acto ha contado con la presencia de un monje budista que ha realizado la ceremonia ‘Puja» de bendición de los terrenos que acogerán las nuevas instalaciones.

La instalación ocupará un superficie de 141.500 m² en unos terrenos situados en la zona de Soto de Medinilla y que pertenecen a la cooperativa azucarera Acor, a cinco kilómetros del centro de la capital vallisoletana. Se trata de la primera fábrica de Switch en Europa continental, con fábricas en Leeds, Reino Unido y Chennai, India.

El proyecto, que se desarrollará en varias fases, supondrá una inversión total de 100 millones de euros en los próximos años, comprende dos líneas de producción. Una dedicada a la fabricación de autobuses eléctricos, que se espera esté operativa en un plazo aproximado de 12 meses, y una segunda dedicada a la fabricación de vehículos comerciales eléctricos, a partir de 2024. Las instalaciones contarán también con un centro dedicado al ensamblaje de baterías eléctricas. Las previsiones pasan por crear aproximadamente 7.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos en la región.

«Comenzar el desarrollo de nuestro centro de fabricación avanzada en España es un hito clave en nuestra estrategia de crecimiento global«, ha señalado Andy Palmer, Vicepresidente y CEO de Switch Mobility Ltd. Tras el inicio de fabricación en Valladolid, con destino al mercado europeo, se abordará el salto al mercado norteamericano.

Switch Mobility es una empresa de vehículos comerciales ligeros y autobuses eléctricos constituída a partir de Ashok Leyland, multinacional india del automóvil con sede en Chennai y Optare, empresa inglesa de autobuses adquirida en 2014, año en el que se introdujeron los primeros autobuses eléctricos puros en Londres. Desde entonces, ha puesto en circulación 300 vehículos eléctricos y tiene vehículos rodando en más de 46 países.

Tras haber consolidado su presencia en la India, donde es el segundo fabricante de vehículos comerciales, y en el Reino Unido, con una cartera de pedidos de más de 500 autobuses eléctricos, inicia su salto al mercado europeo.