Puertos de la Generalitat cierra una temporada de cruceros récord con 43.100 pasajeros

El puerto de Palamós lidera la actividad de cruceros dentro de la administración porturaria catalana.

Los puertos de Palamós, Rosas, y San Carlos de la Rápita, dependientes de la administración autonómica catalana, han cerrado la temporada de cruceros 2015 con 43.100 pasajeros, 50 escalas y un beneficio económico aproximado de tres millones de euros.

En conjunto, los tres puertos han incrementado en un 1% el número de pasajeros y han mantenido el número de escalas de la temporada anterior, lo que la convierte en la mejor temporada de cruceros de los puertos de la Generalitat de Cataluña.

La actividad de cruceros en estos puertos se ha convertido en un segmento importante para ayudar a impulsar el sector turístico, dinamizar la economía del territorio y posicionar la costa catalana en todo el mundo.

El puerto de Palamós, que ha cerrado la temporada de cruceros con la llegada del Crystal Serenity en el que viajan 406 pasajeros y 620 tripulantes, es el que lidera la actividad de cruceros dentro de la administración porturaria catalana.

De este modo, Palamós cierra la temporada con 37 escalas y 40.800 pasajeros, y logra un récord histórico con la cifra de pasajeros más elevada desde que se inició la actividad de cruceros en el puerto. Con respecto al ejercicio anterior, el puerto ha recibido un 3% más de escalas y un 6% más de pasajeros, siendo los meses de mayor afluencia los de mayo, agosto y octubre.

Los turistas  británicos y los norteamericanos han aumentado un 5% y un 4%, respectivamente, en comparación al 2014. Además, se espera que el puerto pueda realizar las obras necesarias para formar parte del espacio Shenguen a partir de la próxima temporada.

Resultados positivos también en Rosas y San Carlos de la Rápita

Por su parte, el puerto de las Rosas ha mantenido por cuarto año consecutivo unos resultados estables, con un total de siete escalas de crucero y 1.500 pasajeros en 2015.

Finalmente, el puerto de San Carlos de la Rápita cierra su temporada con seis escalas del crucero Star Flyer, con un millar de pasajeros y medio millar de tripulantes. Estos resultados suponen dos escalas más y el doble de pasajeros con respecto a los resultados obtenidos el año pasado.

La actividad crucerista en esta infraestructura se ha realizado entre el 8 de julio y el 12 de agosto, y la mayoria de turistas han sido europeos, principalmente alemanes (34%).