Los sindicatos de los puertos de interés general están decididos a subir el tono de sus reivindicaciones en relación con los incrementos salariales y ya se plantean movilizaciones.

Ante lo que consideran una falta de respuesta a sus demandas para que se apliquen las subidas pactadas, Comisiones Obreras, UGT y CIG amenazan con «un escenario de conflicto y movilizaciones», que incluirá concentraciones, encierros de carácter indefinido, manifestaciones a lo largo del mes de junio delante del Congreso de los Diputados, solicitud de comparecencias en el Congreso de los ministros de Hacienda y de Transportes, así como la convocatoria de paros parciales y huelgas.

Las tres centrales sindicales han dejado pasar 17 días desde que el comienzo del encierro en la sede de Puertos del Estado iniciado a finales de abril para reaccionar ante lo que califican de «hartazgo provocado por el pasotismo y dejación de aquellos que tienen responsabilidad para resolverlo con carácter inmediato».

Los representantes de las plantillas de los puertos de interés general estiman que existe una situación discriminatoria con relación a otros empleados públicos y llaman la atención sobre lo que definen como «la generosidad del Organismo Público de Puertos del Estado con terceros» y que, según su parecer, se refleja en cuantiosas inversiones públicas y en bajadas de tasas que cifran de entre un 20 y 30%, que, a su juicio, «choca frontalmente con el trato que está dando a sus propios trabajadores y trabajadoras al incumplir lo pactado y firmado».