Los secretarios generales de los sindicatos más representativos de Adif, FEVE y Renfe Operadora, se reunieron ayer jueves con la ministra de Fomento, Ana Pastor y el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Rafael Catalá, la secretaria general de Transportes y las tres Direcciones de las empresas.

Desde el ministerio, tras insistir en la necesidad de que las organizaciones sindicales participen en las negociaciones, ofrecieron el compromiso de no privatización, garantía de empleo, mejora de la gestión de las empresas y diálogo constante con los sindicatos.

Fomento plantea tres niveles de negociación con el fin de agotar la vía del diálogo e intentar alcanzar acuerdos. Así, ofrece una mesa de negociación de Fomento en la que se tratarán temas relacionados con la liberalización, Obligaciones de Servicio Público, materias legislativas, modelo organizativo en Renfe Operadora y Adif, Contrato Programa con las CCAA, que tienen trasferidas competencias de Cercanías y Media Distancia. Otra  mesa de negociación inter-empresa, que abordará la integración de Feve y sus trabajadores en Adif y Renfe Operadora, con participación de las tres empresas, y, por último, una mesa de negociación de empresas que se encargará de la negociación colectiva, convenio colectivo, empleo y competitividad.

Está previsto que la semana que viene comenzarán las reuniones de la mesa inter-empresa, para tratar la integración de Feve en Adif y Renfe Operadora.

Diálogo sí, pero sin bajar la presión sindical

A pesar de este ofrecimiento del ministerio y las “buenas palabras” de Ana Pastor, los sindicatos entienden que la situación sigue siendotremendamente complicada”. Por ello, todas las partes han coincidido en “dar una oportunidad a la vía del diálogo” para tratar las materias que van a afectar a todos los trabajadores del sector ferroviario.

En cualquier caso, los sindicatos han decidido mantener el nivel de presión ya que entienden que en otras ocasiones se han tomado “decisiones unilaterales sin previo aviso a los representantes de los trabajadores”.

En la reunión mantenida ayer entre las seis organizaciones sindicales decidieron convocar paros parciales de 2 horas por turno los días 10 y 11 de diciembre, así como huelgas de 24 horas los días 13 y 14 de diciembre.  De esta forma, advierten los sindicatos, “recordaremos al Gobierno que los ferroviarios continuamos alerta ante sus previsibles ataques y, si finalmente éstos se materializan, nos obligarán a responder de manera inmediata con las medidas de presión que consideremos oportunas”.