Los transitarios madrileños, representados por la asociación Ateia Madrid, han trasladado a Aduanas su «malestar» por la «deficiente calidad» de los servicios que se vienen prestando en las Aduanas de Barajas y Coslada, según señalan desde la asociación.

En una reciente reunión mantenida con los responsables de la Dependencia Regional de Aduanas e II.EE., desde Ateia Madrid han solicitado «mayor sensibilidad e importancia para la Carga General», que «durante los últimos años está siendo desatendida a unos niveles nunca conocidos por priorizar la atención a los despachos de particulares y la paquetería de los courier», aseguran.

También solicitan inspección de las mercancías por las tardes y fines de semana, referidas a la carga general y sujetas a control documental y/o físico en la Aduana de Barajas, para conseguir el horario 24h/365 días necesario para las expediciones que se manejan en el principal aeropuerto de España.

Por otro lado, desde Ateia Madrid requieren «acceso personal» a los funcionarios de las distintas aduanas, «como se ha realizado siempre», recalcan, cuando se producen incidencias en los despachos para comentar, explicar y ultimar las diferencias producidas, evitando retrasos, pérdidas de vuelos y encarecimiento de las operaciones por el incremento de los gastos de almacenaje.

Además, solicitan mejoras en la gestión del Despacho Nacional Centralizado para que los transitarios con autorización OEA puedan utilizar con agilidad este procedimiento, beneficiándose así de las ventajas que tanto el Convenio de Kioto como el CAU señalan al referirse al lugar donde se presente la declaración pueda disociarse de aquél en el que se encuentren físicamente las mercancías.

Más personal

Por último, pero no menos importante, los transitarios reclaman un incremento de la plantilla de funcionarios con experiencia adscritos a las aduanas de Barajas y Coslada, ya que «nunca ha existido en las referidas aduanas una plantilla tan reducida y mermada de funcionarios que es un auténtico lastre y limitación para el crecimiento económico de nuestro país», aseguran.

Para Ateia Madrid, todas estas medidas son necesarias para «contar con una infraestructura aduanera adecuada a las necesidades actuales y, en todo caso, para potenciar las operaciones de comercio exterior de las empresas de exportación e importación de la Comunidad Autónoma de Madrid».