Los transportistas de madera que dan servicio a las instalaciones de Ence en Pontevedra y en el municipio asturiano de Navia Asturias han marchado esta semana con sus aproximadamente 300 camiones desde la localidad lucense de Begonte Lugo hasta Madrid por la A-6.

Tras hacer noche en la población pucelana de San Vicente del Palacio han llegado a la capital por la mañana, aparcar sus vehículos en el entorno de la M-50 y para leer un manifiesto que pondrá fin a la movilización de los vehículos.

Con esta acción, los transportistas gallegos y asturianos de la madera quieren dar cuenta de la situación en que se encuentra su sector, acosado, en su opinión, por «las pretensiones de los distintos Gobiernos de turno», que, como explican, tienen la «intención de autorizar el cierre de la factoría de Ence en Pontevedra con excusas de políticas medioambientales que solo responden a intereses ocultos«, algo que, a su juicio, «destruirá puestos de trabajo directos e indirectos y generará más precariedad y depresión en la zona».

Las instalaciones de Ence en Pontevedra y Navia constituyen núcleos industriales de gran importancia para estas localidades por el empleo y el impacto económico que generan en sus comarcas.