madrid-central

Parece más cerca la posibilidad de adaptar Madrid Central a las necesidades de la distribución urbana de mercancías.

El compromiso del nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid para revisar y modificar el actual sistema de Madrid Central, con el fin de incorporar las mejoras y propuestas que permitan su operatividad de una forma eficiente y viable, expresado en la última reunión de la Mesa de Seguimiento de Madrid Central celebrada el pasado martes, tranquiliza al transporte de mercancías de la región.

En este mismo sentido, CETM-Madrid considera que «el talante negociador por parte del actual equipo de Gobierno que hace atisbar esperanzas de llegar a acuerdos para un desarrollo ecuánime y consensuado de Madrid Central».

Durante el encuentro se ha mostrado la preocupación del sector por la prohibición de acceso de los vehículos para distribución urbana de mercancías, catalogados como ligeros sin distintivo, a partir del 1 de enero de 2020, y la imposibilidad del sector de asumir el calendario de renovación de flotas de 2020 a 2025.

También ha propuesto una flexibilización de los horarios de acceso para que se permita una ventana de tarde a fin de poder dar cobertura a determinados servicios y evitar la congestión que se produce durante la mañana y se ha analizado «el desamparo absoluto en el que se encuentran las empresas de mudanzas en la configuración actual de Madrid Central», a juicio de la patronal.