retenciones en la N-340

Las marchas lentas afectarán a seis carreteras de la provincia de Tarragona.

El transporte de mercancías por carretera de la provincia de Tarragona se siente asfixiado por los desvíos obligatorios de camiones a las autopistas de peaje existentes en la demarcación.

Los transportistas tarraconenses tienen previsto realizar nuevas marchas lentas el próximo 31 de octubre, coincidiendo con el puente de la festividad del 1 de noviembre y, en el caso de que no se inicie un proceso de negociación, extender estas medidas de protesta al próximo 5 de diciembre, día previo al Día de la Constitución, en el caso de que no se establezca una negociación sobre los desvíos.

Así pues, Feat, asociación de transportistas de esta provincia catalana, tiene previsto realizar marchas lentas a partir de las cinco de la tarde del último día del mes, con una concentración en el polígono industrial Riu Clar, desde donde partirá la caravana hacia la A-27, la T-11, la A-27, la A-7 en dirección norte, la N-340 y la AP-7 en dirección sur para realizar un corte de media hora en la rotonda de Altafulla que da acceso a la entrada 32 de la autopista.

Por otra parte en la comarca de Tierras del Ebro también hay previstas concentraciones y marchas lentas por la N-340 hasta Alcanar, así como una parada de 30 minutos, mientras que en la zona de Bellvei la movilización llegará por la N-340 hasta El Vendrell L’Arboç.