La Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística, FVET, ha hecho un llamamiento a la movilización de los transportistas ante «la crítica situación del sector y el abandono del Gobierno Central«.

Se suma así a la convocatoria de un paro nacional por parte del Comité Nacional de Transporte por Carretera entre las 00:00 del día 19 de diciembre y las 00:00 del 22 de diciembre.

«Llevamos desde febrero de 2020 reclamando medidas que atiendan a las principales problemáticas del sector y no hemos sido escuchados«, dice Carlos García, secretario general de FVET, que recuerda que se trata de un sector estratégico que no debería se tratado de este modo.

Uno de los principales problemas a resolver es el de la carga y descarga por parte de los conductores, pero también el pago por uso de autovías y autopistas, la falta de áreas de descanso seguras y «el trato vejatorio» que reciben los profesionales, así como la incapacidad de aplicar la cláusula de revisión del coste del combustible, a pesar de que ha aumentado un 25% respecto al año anterior.

Respecto a la carencia de conductores por la falta de atractivo de la profesión, las empresas de transporte, mayormente en situación de supervivencia, no están actualmente en condiciones de pagar sueldos muy superiores, que además no compensarían «ese maltrato» recibido en las instalaciones de los clientes.

«Hemos agotado los canales razonables de negociación y, ante este abandono, nos vemos obligados a plantear un cese de actividad«, explica García, que cree que solamente «un cambio radical y urgente por parte de Gobierno y clientes podría evitar este conflicto«.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px